El Poder del “Yo Soy”

Metafísica Práctica: El Poder del Yo soy

Cada vez que afirmamos “Yo soy” estamos decretando desde el núcleo de nuestra identidad, desde nuestra alma, desde la parte de nosotros que está hecha a imagen y semejanza de Dios.

Entonces si declaramos “yo soy asmático”, “yo soy incorregible”, “yo soy depresivo”, “yo soy un desastre”, “yo soy gordo”, “yo soy anémico”, “yo soy pobre”, etc. estamos creando verdaderos decretos que modelan nuestra realidad personal.

Sería conveniente empezar desde ahora a modificar nuestros dichos, porque nuestras palabras tienen una fuerza increíble cuando nacen desde el alma.

No nos dejemos esclavizar por las creencias basadas en la materia, elevemos nuestra visión y enfoquémonos en lo que somos realmente: “Yo soy Dios en Acción”.

En lugar de ver el aspecto material y superficial empecemos a ver la perfección espiritual en todo lo que compone nuestra vida. Decretemos afirmativamente apoyándonos en la firmeza de nuestra alma.

Esto es en definitiva “dar un tratamiento metafísico” a nuestra salud, nuestra prosperidad, nuestras relaciones.

De esta manera atraeremos todo tipo de bendiciones a nuestra vida toda!

Ademas, si tuvieras alguna duda acerca de esto, para los “no creyentes de la Metafisica” aqui le demostramos que esto va acorde con la verdad universal:
Éxodo 3:14 – Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY (יהוה) . Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me ha enviado a vosotros.

O sea, cuando usas las palabras YO SOY (יה), estas decretando parte del nombre de Dios. יהוה

Nuestro Señor Jesucristo “Yeshua” no utilizaba palabras superfluas, siempre hacia uso correcto del YO SOY y se lo enseñaba a sus discípulos.
Mateo 5:37 – “Antes bien, sea el hablar de ustedes: ‘Sí, sí’ o ‘No, no’; porque lo que es más de esto, procede del mal (del maligno).