“Que Nuestra Vida No Sea Una Paradoja”

Por: Alma Febus Fontanez

Pareciera que nuestra vida es una total contradicción. Hoy tenemos casas más grandes y familias más pequeñas, mas comodidades, pero menos tiempo, mas grados académicos, pero menos sentido común, mas conocimiento, pero menos juicio, mas expertos, pero más problemas, mas medicinas, pero menos salud, gastamos sin medida y reímos muy poco. Conducimos muy rápido, nos enfadamos rápidamente, leemos muy poco, pero vemos demasiada televisión; utilizamos demasiado los medios tecnológicos, pero reflexionamos muy poco, hemos multiplicado nuestras posiciones, pero reducido nuestros VALORES, hablamos demasiado y amamos muy poco, hemos aprendido a buscarnos la vida, pero no a vivir la vida.

Añadimos años a la vida, pero no vida a los años, tenemos edificios más altos, pero temperamentos muy cortos, autopistas más grandes, pero una mirada ante la vida muy estrecha, gastamos más, pero tenemos menos, compramos más y lo disfrutamos menos, hemos ido a la luna y regresado y nos cuesta cruzar la calle para saludar al vecino. Hemos conquistado el espacio exterior, pero no el INTERIOR, hemos aprendido a apresurarnos, pero no a esperar, tenemos mayores ingresos, pero no más moral.  Construimos más computadoras para guardar más información, pero tenemos menos comunicación, largos en cantidad, pero cortos en calidad, más entretenimiento, pero menos diversión, más variedad de alimentos, pero menos nutrición, tenemos 2 ingresos, pero más divorcios, casas estupendas, pero cada día mas hogares rotos.

Que Nuestra Vida No Sea Una Paradoja

La vida es una cadena de momentos de FELICIDAD, no implica simplemente respirar o sobrevivir a través de tal nivel de incongruencia. Un día como hoy, si tienes un mantel guardado o una vajilla guardada, deberás sacarla y utilizarla, ponte tus mejores galas o haz como mi amiga Vida y yo, que cuando vamos a comprar zapatos hemos sido capaces de salir de la tienda con ellos puestos. No guardes tu mejor perfume, utilízalo cada vez que lo sientas, no guardes una botella de vino para una ocasión especial, HOY ES UN DIA ESPECIAL y no se repetirá.

Simplemente no permitas que tu vida sea una continua paradoja, encuéntrate a ti mismo y permite se manifieste tu esencia, ese ser que de niño se sabía feliz con poco o mucho; y entendía que la felicidad bajo ningún concepto se debe postergar y que solo se puede vivenciar a través de la experiencia plena del AGRADECIMIENTO y la VERDAD.

Por: Alma Febus Fontanez

Para: Verde-Vida.com

Comments

comments